Skip to main content

¿Tu empresa está obteniendo el nivel de ventas esperado?

Si has detectado un estancamiento o disminución de ventas es momento de que te pares a analizar, puede haber muchas razones por la que tu empresa no esté aprovechando todo su potencial.
Hemos analizado y reunido en este post los errores más comunes de marketing. Si después de leerlo consideras que cometes más de un error, no hay duda, ¡tienes que mejorar tu estrategia!

  1.  No segmentar
    Aunque pienses que tu producto puede enfocarse a casi todos los segmentos de consumidores, no debes olvidar que el mercado es muy grande y hacerlo no suele resultar rentable.
    Tu empresa debe seleccionar un segmento concreto y dirigirse directamente a él. En marketing es mucho más eficaz dirigir todo el esfuerzo a un público específico que pretender llegar de cualquier manera a todo el mercado
  2. No estudiar a tu público objetivo
    Este es un error que se comete más habitualmente de lo que piensas: asumir que lo que a uno le gusta también tendría que gustarle a los demás. Como me decía una profesora en la universidad, “en marketing está prohibido mirarse el ombligo”.
    Debes analizar el perfil, los gustos y las preferencias de tu público objetivo, y tomar decisiones en base a los resultados obtenidos, y no en base a los gustos o creencias personales.
  3. No estudiar a tu competencia
    Ignorar o subestimar a la competencia es otro gran error. Debes tener siempre controlada a tu competencia más directa, y no olvidar que ella estará haciendo lo mismo contigo. En el mercado todos luchan para sobrevivir, y más en estos tiempos. Si consigues conocer cada paso que da tu adversario tendrás la oportunidad de superarla. Si no, probablemente será ella quien pase por encima de ti.
  4. No darte a conocer.
    La publicidad es hoy en día una de las herramientas de supervivencia más potente del mercado. Recuerda que: si no te ven, no existes!
    Hay demasiada competencia en cualquier sector como para creer que los clientes vendrán a ti en el momento en que abras tus puertas o lances un producto nuevo. Es la empresa la que debe buscar a su público y atraerlos, persuadirlos y provocar que tomen la decisión de comprar.
  5.  No generar valor a tus clientes.
    Como hemos comentado en el punto anterior es imprescindible la publicidad, pero no olvidemos que la comunicación ha cambiado. Hoy en día no basta con lanzar mensajes al mercado de manera unidireccional, y esperar que ese mensaje surja efecto. Las cosas han cambiado precisamente porque el consumidor está harto de que le bombardeen con mensajes sin valor.
    Estamos en la era 2.0, lo cual significa “interacción”. Hoy las empresas que quieran crecer deben comunicar aportando valor a su público. Se trata de hacerte visible y accesible a tus clientes potenciales al mismo tiempo que los conoces. Podrás obtener información sobre ellos siempre y cuando la uses para que ellos también se puedan beneficiar de ti. Hoy si aportas, recibes.
  6.  No implantar una estrategia de Mk interno.
    Por último quiero también recordar que existe el marketing interno. Olvidar esto es otro gran error que suelen cometer muchísimas empresas.
    Por mucho que te esfuerces buscando, analizando y ganándote a tus clientes, no olvides que tu empresa funciona también gracias a tus empleados. Fórmalos y cuídalos, y sobretodo, no olvides transmitirles la filosofía de la empresa. Asegúrate de que cada empleado cree en lo que hace, y que sabe que su esfuerzo tiene un sentido y es valorado; si lo consigues, cada uno de ellos se convertirá en embajador de tu marca, luchará junto a ti para hacer crecer la empresa.

Estos son los errores que, por experiencia, sabemos que son los más habituales. Si conoces alguna otra forma de “meter la pata” en marketing compártela con nosotros, a todos nos vendrá bien reflexionar sobre nuestra propia empresa.


Sara Terol
Marketing on/off